El Centro Príncipe Felipe investiga un tratamiento no invasivo para la retinopatía diabética

Grupo de Deborah Burks en el CIPF
Acta Sanitaria | martes, 17 de noviembre de 2015

El Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) ha iniciado el estudio de un tratamiento no invasivo para la retinopatía diabética dentro de Eurocondor, el Consorcio Europeo para el Tratamiento Precoz de la Retinopatía Diabética, constituido hace tres años por un grupo de eminentes investigadores, oftalmólogos y endocrinólogos de ocho países europeos.

El grupo tiene como objetivo abordar desde un punto de vista innovador, la mayor y más temida complicación de la diabetes, la Retinopatía Diabética, una patología que se presenta como una enfermedad crónica ocular que aparece en hasta el 90% de las personas con diabetes de tipo 1 (y 60% para el tipo 2). De hecho, es la primera causa de ceguera entre las personas en edad de trabajar en los países desarrollados.

Según el CIPF, los tratamientos actuales son eficaces, pero “caros e invasivos. Aunque la Retinopatía Diabética es una enfermedad vascular (que afecta las venas y arterias en los ojos de los pacientes), trabajos recientes sugieren que podría tener un origen neurodegenerativo. Por lo tanto, estrategias basadas en la neuroprotección podrían ser eficaces para impedir o curar la enfermedad en sus etapas iniciales”.

Fármacos neuroprotectores

Sobre esta premisa, los integrantes de Eurocondor tratan de determinar la efectividad terapéutica de un colirio (las gotas facilitan el seguimiento del tratamiento por parte del paciente) basado en dos fármacos neuroprotectores: la somatostatina y la brimonidina. Ya que antes de ser una patología de los pequeños vasos de la retina, la retinopatía diabética es una enfermedad neurodegenerativa.

La Dra. Deborah Burks, investigadora principal del CIBERDEM en el CIPF, cuenta con una larga trayectoria en centros de prestigio como el Joslin Diabetes Center de la Universidad de Harvard y participa en la investigación básica del proyecto Eurocondor. El Laboratorio del CIPF, liderado por esta especialista, estudia la forma en que los compuestos somatostatina y la brimonidina actúan en ratones con diabetes, un paso requerido para la aprobación de fármacos en desarrollo por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Etapas iniciales

Eurocondor es un proyecto colaborativo coordinado por Vall d’Hebron Institut de Recerca (Barcelona), con 17 socios de España, Portugal, Reino Unido, Francia, Bélgica, Dinamarca, Italia y Alemania. Su meta es evaluar un tratamiento innovador y no-invasivo, dirigido específicamente a las etapas iniciales de la enfermedad. Otros de sus objetivos incluyen explicitar los mecanismos moleculares implicados en la aparición de la enfermedad, o identificar unos biomarcadores capaces de predecir su probable evolución en cada paciente.

El objetivo de Eurocondor es mejorar la vida de millones de personas con diabetes, así como reducir en gran proporción el coste médico y social de la Retinopatía Diabética. En 2014, aproximadamente 400 millones de adultos tenían diabetes, mientras que se calcula que otros 180 la padecían sin haber sido diagnosticados. La cantidad de adultos con diabetes podría alcanzar los 600 millones en 2035.

El proyecto cuenta con un ensayo clínico de dos años que involucró a 450 pacientes de toda Europa, y que se completó con éxito: los últimos tuvieron su última visita de seguimiento con los exámenes oftalmológicos a finales de este mes de octubre. Los resultados se publicarán en marzo de 2016.