La OMS elige por primera vez la diabetes como tema para el Día Mundial de la Salud

CIBER | jueves, 7 de abril de 2016

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD 2016

1948, la Asamblea Mundial de la Salud de la OMS fijó el 7 de abril como fecha para la celebración del Día Mundial de la Salud. Este año, y por primera vez, se ha dedicado a la diabetes bajo el lema “Vence a la diabetes”.

Los objetivos principales de la campaña con motivo de la celebración de esta efeméride se han centrado en acrecentar la concienciación respecto del aumento de la diabetes y sus abrumadoras cargas y consecuencias, en particular en los países de ingresos bajos y medianos. Además, desde la Organización Mundial de la Salud se incide en la necesidad de impulsar un conjunto de actividades específicas, eficaces y asequibles para hacer frente a la diabetes, con medidas para prevenirla, y para diagnosticar, tratar y atender a quienes la padecen.

Informe Mundial sobre la Diabetes

Aprovechando la celebración del Día Mundial de la Salud, la OMS presentó el primer Informe Mundial sobre la Diabetes. En el informe se describe la carga y las consecuencias de la enfermedad y se aboga por sistemas de salud más sólidos que aseguren una mejor vigilancia, una prevención reforzada y una atención más eficaz.

Según las estimaciones recogidas en esta publicación, 422 millones de adultos en todo el mundo tenían diabetes en 2014, frente a los 108 millones de 1980. La prevalencia mundial de la diabetes casi se ha duplicado desde ese año, pues ha pasado del 4,7% al 8,5% en la población adulta. Datos del informe DI@BET.ES indican que en España la diabetes tipo 2 afecta al 13,8% de la población.

Las previsiones de la OMS indican que la diabetes será la séptima causa de defunción para 2030. En su estudio se recoge que en 2012 la diabetes provocó 1,5 millones de muertes. Un nivel de glucosa en la sangre superior al deseable provocó otros 2,2 millones de muertes, al incrementar los riesgos de enfermedades cardiovasculares y de otro tipo. Un 43% de estos 3,7 millones de muertes ocurren en personas con menos de 70 años.

Revertir la situación

Este primer Informe Mundial sobre la Diabetes pone de relieve la enorme escala del problema, así como el potencial para invertir las tendencias actuales. “La base política para poner en marcha medidas concertadas de lucha contra la diabetes ya existe, enmarcada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la Declaración política de las Naciones Unidas sobre las Enfermedades No Transmisibles y el Plan de acción mundial de la OMS sobre las ENT. Esos cimientos, si se toman como punto de partida, pueden catalizar la actuación de todas las partes”, dice la OMS.

En este sentido, recuerda que todos tenemos un papel que desempeñar en la reducción de los efectos de la diabetes en sus diferentes variantes. “Los gobiernos, los profesionales de la salud, las personas con diabetes, la sociedad civil, los productores de alimentos y fabricantes de productos alimenticios, y los proveedores de medicamentos: todos son partes interesadas. En conjunto pueden hacer una contribución importante para detener el aumento de la diabetes y mejorar la calidad de vida de las personas que tienen la enfermedad”, concluyen.