Una investigación asocia la exposición a Bisfenol-A durante el embarazo con el riesgo futuro de diabetes en las madres

Universidad Miguel Hernández | jueves, 2 de abril de 2015

La exposición al disruptor endocrino bisfenol A (BPA) durante el embarazo podría aumentar la susceptibilidad de las madres de ganar peso y desarrollar diabetes en el futuro, según muestra un estudio realizado en animales por investigadores de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche y publicado en la revista Endocrinology de la Endocrine Society (Sociedad de Endocrinología de los EE.UU.).

El estudio ha sido realizado por Paloma Alonso Magdalena, Ángel Nadal,  Marta García Arévalo e Iván Quesada, del grupo CIBERDEM de la Universidad Miguel Hernández.
El BPA es un compuesto químico usado de forma habitual en plásticos y resinas epoxy, que se encuentran en gran variedad de productos de uso diario como botellas de plástico y latas de comida. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos estiman que más del 96% de los ciudadanos americanos presenta BPA en su cuerpo.

El BPA es un disruptor endocrino, un compuesto químico que bloquea o interfiere con las hormonas. Hasta hoy, unos 100 estudios epidemiológicos muestran una asociación entre el BPA y sus efectos en la salud, que incluyen alteraciones metabólicas y reproductivas, según fuentes de la Endocrine Society (introductory guide to endocrine-disrupting chemicals).

Uno de los directores del estudio, el investigador de la UMH Ángel Nadal, ha explicado que “nuestros resultados muestran que el embarazo representa un nuevo período de susceptibilidad para las madres expuestas a BPA”. Asimismo,  el profesor Nadal ha añadido que “la exposición a bajas dosis de BPA durante este período pueden aumentar el riesgo de desarrollar diabetes en el futuro”.

Para examinar los efectos a largo plazo de la exposición a BPA durante el embarazo, los investigadores han centrado su estudio en ratonas preñadas. Estudiaron tres grupos: uno expuesto a dosis diaria de 10µg/kg de BPA entre los días 9 y 16 de la gestación, otro expuesto a una dosis mayor, 100µg/kg de BPA al día durante el mismo período, y un grupo control no expuesto a BPA. Al término del embarazo, las madres fueron sometidas a tests de tolerancia a glucosa para evaluar su habilidad de metabolizar la glucosa.

A los cuatro meses después del parto, los ratones expuestos a BPA empezaron a mostrar signos compatibles con una disminución de la tolerancia a la glucosa. Tras la aplicación de una carga de glucosa, mostraban niveles de glucosa mayores que los ratones control, durante 30 minutos. Este defecto en la regulación de la glucosa plasmática aumentó a los 6 meses del parto, cuando los ratones expuestos a BPA mostraron niveles elevados de glucosa plasmática, respecto a los controles, durante 2 horas tras la exposición a glucosa.
A los 7 meses después del parto, los investigadores examinaron las células beta pancreáticas, productoras de insulina, de los ratones estudiados. Este análisis reveló que los ratones expuestos a BPA presentaban un menor número de células beta y que secretaban menor cantidad de insulina que los ratones control. Los animales expuestos a BPA, también, mostraron una tendencia a presentar mayor peso corporal, un 3% mayor que el de los controles.

El BPA imita las acciones de la hormona estradiol, una hormona fisiológica que regula la actividad de las células beta y que, también, provoca resistencia a la insulina. Los investigadores proponen que la exposición a BPA durante la preñez podría resultar en una sobrecarga de las células beta pancreáticas, que finalmente conduciría a una mayor susceptibilidad al desarrollo de diabetes y otros desórdenes metabólicos.

“Varios estudios muestran que el BPA puede afectar el metabolismo de la glucosa en la descendencia expuesta durante la gestación, pero este es uno de los primeros estudios en mostrar cómo este disruptor endocrino afecta a las madres”, ha explicado la codirectora del estudio, la investigadora de la UMH Paloma Alonso Magdalena. “Nuestros datos sugieren que la exposición a BPA puede tener efectos a largo plazo en las madres, como predisposición al sobrepeso, al desarrollo de síndrome metabólico y diabetes”.
 
El estudio “Bisphenol-A Treatment during Pregnancy in Mice: A New Window of Susceptibility fot the Development of Diabetes in Mothers Later in Life” ha sido publicadoonline en la revista “ENDOCRINOLOGY” (http://press.endocrine.org/toc/endo/0/0), previa a la impresión.