El CIBER cierra el 2020 con sus mejores cifras en financiación externa

CIBER | jueves, 17 de diciembre de 2020

Durante 2020, el CIBER ha alcanzado unas cifras de financiación externa muy superiores a los años anteriores, unos resultados excepcionales que sitúan a nuestro consorcio en sus mejores niveles de competitividad de los últimos años.

Esta captación de fondos, cercana a los 30 millones de euros, se ha logrado a través de la concesión de 28 proyectos nacionales y cinco concesiones europeas.

El CIBER se convierte así, debido a su naturaleza colaborativa, en un socio de gran valor a la hora de elaborar las propuestas a las diferentes convocatorias.

21 millones de euros de la Infraestructura IMPaCT

Dos de los tres programas de la Infraestructura de Medicina de Precisión asociada a la Ciencia y Tecnología (IMPaCT) serán coordinados por el Consorcio CIBER: Marina Pollán, directora científica del CIBERESP, será la coordinadora del programa de Medicina Predictiva; y Ángel Carracedo, jefe de grupo del CIBERER, coordinará el programa IMPaCT de Medicina Genómica.

El CIBER recibe así 21 millones de euros para la coordinación, durante tres años, de estos programas financiados por IMPaCT, que pretenden convertirse en la vanguardia de la nueva Estrategia Española de Medicina Personalizada, reflejada en el Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación, y cuyo objetivo final es alcanzar una medicina más segura, eficiente, preventiva y predictiva.

Las ayudas, de 14 y 7 millones de euros, se dedicarán al desarrollo de una cohorte poblacional de gran tamaño para construir modelos predictivos de enfermedad (IMPACT – Medicina Predictiva) y la creación de un sistema de análisis genómicos y otros datos –ómicos apoyado en el sistema de I+D+i (IMPACT – Genómica).

Estudiar la COVID-19

Los grupos del CIBER han participado asimismo en convocatorias extraordinarias para el estudio de la COVID-19. En concreto, se recibieron tres ayudas del Fondo COVID-19 del ISCIII para mejorar el abordaje clínico de la enfermedad.

Con una financiación de 2,5 millones de euros, los proyectos, coordinados por Antoni Torres en el CIBERES y Ángel Carracedo/ Pablo Lapunzina y Alberto Marina /Vicente Rubio, del CIBERER, están orientados al estudio de factores de riesgo y pronóstico de pacientes ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos españolas, la búsqueda de determinantes genómicos de riesgo en COVID-19 y la enzima ACE2 soluble como medicamento anti-COVID-19, respectivamente. 

Asimismo, Javier Bermejo, subdirector científico del CIBERCV, coordinará también un nuevo proyecto de la Fundación Francisco Soria Melguizo para estudiar las secuelas cardíacas tras infección por SARS-CoV-2.

Proyectos europeos

Cinco son las iniciativas europeas con participación del CIBER y que han recibido una financiación durante 2020 superior a los 750.000€.

El GrapheneCore3 tiene por objeto garantizar un papel principal para Europa en la revolución tecnológica en curso, lo que contribuirá a sacar del laboratorio las innovaciones en grafeno para su comercialización antes de 2023. En esta línea llevan trabajando algunos de los investigadores del CIBER-BBN, junto a 160 socios académicos e industriales de 23 países.   

El CIBER participa también en el Ensayo Clínico RESILIENCE, para el tratamiento de pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas que han progresado durante o después de la terapia de primera línea basada en platino, de IPSEN. Así como en el estudio clínico y preclínico de las consecuencias neuropsiquiátricas en la descendencia de madres gestantes con COVID-19, proyectos H2020 de CIBERSAM y CIBERCV respectivamente.

Otro de los proyectos europeos está financiado por la European Foundation for the Study of Diabetes (EFSD) y trata el estudio de la modulación experimental de dianas de miARN exosomales para el tratamiento de la diabetes (CIBERDEM) y el proyecto Erasmus + Artificial Intelligence, Innovation & Society, the future of medicine: AIS educational programme (CIBERCV)

Investigación Clínica 

Responder a preguntas clínicas relevantes para los pacientes, sus familias y los investigadores españoles mediante la inversión en investigación clínica con fármacos sin interés comercial y terapias avanzadas, así se define el objetivo de la convocatoria ICI en la que el CIBER ha obtenido más de 2 millones de financiación para el desarrollo de tres proyectos.

El investigador del CIBERCV Javier Bermejo Thomas coordina el proyecto bB-ECHO que estudiará la eficacia del esmolol en la identificación precoz de las alteraciones cardiovasculares inducidas por la cirrosis, la diabetes mellitus y los tratamientos cardiotóxicos.

Por su parte Jesús Villar, jefe de grupo del CIBERES en el Hospital de Gran Canaria Dr. Negrín, estudiará cómo optimizar la dosis de la dosis de dexametasona en pacientes con insuficiencia respiratoria aguda.

Por último, el Estudio PROMETEO-HG, concedido a José López Miranda, del CIBEROBN, desarrollará estrategias de control y estudio farmacogenético para el tratamiento personalizado del hígado graso asociado a disfunción metabólica en pacientes con prediabetes.

Otros proyectos nacionales

Recientemente, la convocatoria “Europa Redes y Gestores – Europa Centros Tecnológicos 2020” resolvió favorablemente la financiación al CIBER para el desarrollo y consolidación de su Plataforma de Apoyo a la Internacionalización, cuyas acciones se reforzarán durante dos años para obtener un mejor retorno en programas internacionales.

Por otra parte, gracias a las dos ayudas de la convocatoria RETOS-colaboración, los investigadores del CIBER estudiarán un nuevo fármaco como potencial agente terapéutico para el tratamiento de enfermedades neurológicas con acumulación cerebral de hierro, enfermedades neuromusculares y distrofias musculares y desarrollarán un dispositivo para detección de hormonas en tratamientos de fertilidad. Estos dos proyectos, en colaboración con empresas, están coordinados por Pilar Gonzalez Cabo, del CIBERER, y por Juan Pablo Salvador en el CIBER-BBN.

Otra ayuda reseñable es la obtenida por Susana Carregal de la Agencia Estatal de Investigación (Ministerio de Ciencia e Innovación) para el proyecto 'NaLuS. Entendiendo la interacción entre Nanocápsulas y el Surfactante Pulmonar (SP) para la mejora de su efecto terapéutico', cuyo objetivo es descifrar el papel del SP especialmente en enfermedades pulmonares donde el sistema inmune juegue un papel fundamental en su desarrollo, como la fibrosis pulmonar idiopática.

Todos estos proyectos destacados se suman a otras convocatorias resueltas favorablemente para el CIBER, entre ellas una ayuda Miguel Servet, proyectos FIS y PFIS (ISCIII), 1 PTA (AEI), una ayuda del Ministerio de Sanidad dentro de Plan Nacional sobre Drogas, o la ayuda de Plataformas para la coordinación de la Plataforma Red Nacional de Biobancos (ISCIII), entre otros.

Así, el año finaliza con unos resultados excepcionales para el CIBER en un año difícil por las circunstancias que nos han acompañado, pero en el que se ha podido poner en valor, asimismo, el importante trabajo que realiza el personal investigador del centro.