Una proteína, clave para diagnosticar la enfermedad del hígado graso no alcohólico de manera no invasiva

Manuel Romero, IP del CIBEREHD
CIBER | viernes, 17 de junio de 2022

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) es la causa más común de dolencia hepática crónica en todo el mundo, siendo la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA) su forma clínicamente más relevante. Dados los riesgos asociados para su diagnóstico a través de una biopsia, un equipo de las áreas CIBER de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD) y de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), ha estudiado el potencial de la proteína morfogenética ósea 2 (BMP2) como clave para desarrollar métodos no invasivos de diagnóstico.

En este trabajo publicado en Biomarker Research, de Nature, investigadores del Hospital La Princesa de Madrid, Instituto de Biomedicina de Sevilla y el Hospital Virgen del Rocío han analizado el impacto de BMP2 en la fisiopatología del hígado graso no alcohólico. Para ello, cuantificaron niveles hepáticos y circulantes en muestras de suero e hígado de 115 pacientes con esta enfermedad comprobada mediante biopsia y 75 con hígado histológicamente normal. Además, controlaron el contenido y liberación de BMP2 en hepatocitos humanos cultivados con sobrecarga de ácido palmítico.

Según explica Manuel Romero, jefe de grupo del CIBEREHD en el Hospital Virgen del Rocío, “encontramos que la expresión de esta proteína aumentó anormalmente en hígados de pacientes enfermos y esto se reflejó en los niveles séricos, y en particular, observamos que el ácido palmítico regulaba la expresión y secreción de la BMP2 por los hepatocitos humanos”.

Por lo tanto, establecer un algoritmo basado en los niveles séricos de la proteína podría ser de gran utilidad para detectar el riesgo alto o bajo de esteatohepatitis no alcohólica de manera no invasiva. Para la investigadora del CIBERDEM Águeda González, última firmante del trabajo, “mostramos a BMP2 como un nuevo objetivo molecular, introduciendo al ácido palmítico como un algoritmo simple y eficiente para evaluar a las personas en riesgo”.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico se está convirtiendo en la enfermedad hepática crónica más prevalente a nivel mundial y es considerada la manifestación hepática del síndrome metabólico; en consecuencia, está muy relacionado con las características más relevantes de este síndrome, como la obesidad, la hipertensión, la dislipidemia, la adiposidad central y la resistencia a la insulina o diabetes tipo 2. De hecho, su prevalencia en pacientes obesos y diabéticos puede superar el 50%, mientras que la prevalencia global es de alrededor del 25% en adultos, siendo mayor en los países occidentales.

Artículo de referencia:

Bone morphogenetic protein 2 is a new molecular target linked to non-alcoholic fatty liver disease with potential value as non-invasive screening tool

Patricia Marañón, Carlos Ernesto Fernández-García, Stephania C Isaza, Esther Rey, Rocío Gallego-Durán, Rocío Montero-Vallejo, Javier Rodríguez de Cía, Javier Ampuero, Manuel Romero-Gómez, Carmelo García-Monzón, Águeda González-Rodríguez. Biomarker Research volume 10.

https://biomarkerres.biomedcentral.com/articles/10.1186/s40364-022-00383-3