La sobreexpresión de la proteína BMP7 en el tejido adiposo mejora la función de la grasa blanca y aumenta la sensibilidad a la insulina

Grupo de investigación del CIBERDEM en la UAB
CIBER | lunes, 12 de abril de 2021

La sobreexpresión de la proteína BMP7 en el tejido adiposo subcutáneo y visceral modula la plasticidad del tejido adiposo blanco, aumentando la sensibilidad a la insulina, reduciendo la inflamación y la esteatosis hepática en ratones obesos. Así lo concluye un estudio desarrollado por investigadores del CIBERDEM y de la Universidad Autónoma de Barcelona, que demuestra el papel clave de esta proteína ósea en la formación de células adiposas (adipogénesis) de la grasa blanca y su función en el perfil de la “obesidad metabólicamente sana”.

En la obesidad, el agrandamiento hipertrófico de las células del tejido adiposo blanco promueve el desarrollo de resistencia a la insulina, inflamación, depósitos de lípidos en los órganos y diabetes tipo 2. Sin embargo, el aumento en la producción de células del este tejido graso blanco (hiperplasia)  se asocia con la preservación de la sensibilidad a la insulina. Por ello, intensificar esta hiperplasia del tejido adiposo blanco puede contribuir a limitar los efectos negativos de los adipocitos blancos disfuncionales sobre el metabolismo, evitando el avance de la esteatosis hepática (hígado graso) y la resistencia a la insulina.

La compleja red de factores que regulan la adipogénesis blanca no se comprende totalmente y son un reto para la investigación. En este trabajo, los investigadores del CIBERDEM y la Universidad Autónoma de Barcelona, liderados por Fátima Bosch,  se centraron en el papel que puede jugar la proteína BMP7, una proteína ósea de la que ya se conoce su función en la adipogénesis del tejido adiposo marrón, en la hiperplasia del tejido adiposo blanco. Para ello, sobreexpresaron BMP7 en el tejido adiposo blanco de ratones adultos obesos.

Mejora la sensibilidad a la insulina y el hígado graso

Los resultados mostraron que la sobreexpresión de BMP7 en el tejido adiposo blanco, tanto subcutáneo como visceral, inducía la adipogénesis blanca, aumentando la masa grasa y la proporción de adipocitos de pequeño tamaño, así como la expresión de genes adipogénicos (precursores de la formación de nuevas células grasas), unos cambios que se asociaron con una reducción de la esteatosis hepática, de la inflamación, y una mejor sensibilidad a la insulina.

“Estos resultados sugieren que BMP7 fue capaz de cambiar el fenotipo de obesidad malsana de los ratones hacia un fenotipo metabólico mejorado”, explica Fátima Bosch. En este sentido, estos resultados podrían relacionarse con el perfil de “obesidad metabólicamente sana” que se ha confirmado en humanos, con individuos que presentan menores depósitos de grasa hepática y aumento de la sensibilidad a la insulina, a pesar de un índice de masa corporal (IMC) elevado.

“En conjunto, nuestro estudio desentraña por primera vez un nuevo papel de BMP7 en la adipogénesis blanca y destaca que BMP7, cuando se expresa localmente en el tejido adiposo blanco puede ser un buen candidato para modular la plasticidad del tejido adiposo para reducir la obesidad asociada al hígado graso y a la resistencia a la insulina”, concluyen Estefanía Casaña y Verónica Jiménez, primeras autoras de este estudio.

Artículo de referencia:

Casana, E., Jimenez, V., Sacristan, V. et al. BMP7 overexpression in adipose tissue induces white adipogenesis and improves insulin sensitivity in ob/ob mice. Int J Obes 45, 449–460 (2021). https://doi.org/10.1038/s41366-020-00700-6