La Fundación de la Sociedad Española de Diabetes reconoce a los investigadores del CIBERDEM con varios de sus premios

Ignacio Conget recibe el Premio Rodríguez Miñón (izquierda) y Carlos Castaño el Premio José Antonio Hedo
CIBER | martes, 3 de mayo de 2022

Ignacio Conget Donlo ha recibido el Premio Rodríguez Miñón, que otorga la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes (SED), a la trayectoria científica en investigación clínica senior en Diabetes. El investigador, que forma parte de uno de los grupos CIBERDEM en el CLINIC-IDIBAPS, trabaja en el desarrollo de Páncreas artificial, un sistema diseñado para conseguir el control automático de la cifra de glucosa a través de algoritmos matemáticos capaces de interpretar las cifras de glucosa y sus fluctuaciones, además de tomar decisiones de forma automática con respecto a la infusión de insulina.

El investigador recibe, asimismo, el Premio al Mejor Artículo Original por su trabajo como último firmante: “Resultados de un programa específico y estructurado en la transición de pacientes jóvenes con diabetes tipo 1 desde pediatría a un hospital de adultos. La experiencia de una década”. 

Otro de los premios de la Fundación ha recaído en el investigador del CIBERDEM Carlos Castaño Pérez, que también forma parte de uno de los grupos del Hospital CLINIC-IDIBAPS. El investigador recibe el premio José Antonio Hedo a la trayectoria científica en investigación básica junior en Diabetes, reconociendo su labor en el campo de los miRNAs exosomales como potenciales biomarcadores para monitorizar la progresión de la diabetes tipo 2 en humanos, así como su papel en la disfunción metabólica asociada con la obesidad en ratones y su capacidad para transmitir los efectos metabólicos beneficiosos del ejercicio. El tratamiento de ratones obesos con exosomas transfectados con una combinación de inhibidores de miR-122 y miR-192, dos miRNAs exosomales aumentados en la obesidad y un mimético del miR-133b asociado con el ejercicio permite mejorar la intolerancia a la glucosa y resistencia a la insulina. Estos datos respaldan la idea de que la manipulación de los exosomas circulantes y su contenido de miRNAs puede brindarnos enfoques terapéuticos novedosos para tratar la obesidad y la diabetes.