DIAMET recibe 115.000 € de la AES para desarrollar una herramienta para tratar la obesidad

Sonia Fernández y Joan Vendrell, directores del grupo DIAMET
CIBER/IISPV | viernes, 26 de julio de 2019

Investigadores del CIBERDEM, del grupo DIAMET que lideran Joan Vendrell Ortega y Sonia Fernández-Veledo, han obtenido una financiación de la AES 2019 (Proyectos de Desarrollo Tecnológico en salud, DTS) para desarrollar una nueva estrategia probiótica que mejore el perfil metabólico de pacientes con obesidad y diabetes tipo 2 (DM2). El proyecto incluye también el desarrollo de un kit de diagnóstico y monitorización que permitirá hacer la selección y el seguimiento de los pacientes. Con una cuantía de 115.000 € en un periodo de 2 años, es el proyecto que ha recibido la mayor financiación de los tres que se han concedido en Cataluña.

El grupo DIAMET (Grupo de investigación en Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas) pertenece al CIBERDEM, al Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV), la Universitat Rovira i Virgili (URV) y al Hospital Universitari de Tarragona Joan XXIII (HJ23), centro donde se realizará el proyecto.

Los trastornos Asociados a la obesidad y a la DM2

La obesidad y sus trastornos metabólicos asociados, en particular la DM2, son enfermedades de origen multifactorial que requieren de un abordaje terapéutico multidisciplinar. En este contexto, los probióticos se consideran una prometedora alternativa "farmaconutricional" para tratar la disbiosis (desequilibrio de la flora intestinal) asociada a la obesidad y la DM2, y mejorar el perfil metabólico de estos pacientes.

Los diversos trabajos que el grupo ha llevado a cabo han permitido describir que el succinato, un metabolito que está incrementado durante la obesidad y la DM2 y que es responsable de algunas de sus complicaciones, se correlaciona con la presencia de ciertas bacterias intestinales. Más específicamente, los investigadores han demostrado que la composición de la comunidad microbiana, más especialmente la relación entre las bacterias que producen succinato ante las que lo consumen, determina los niveles circulantes de succinato en humanos.

Estudio y seguimiento de los efectos metabólicos

Durante el proyecto se tratarán ratones obesos y diabéticos con determinadas cepas bacterianas capaces de consumir el succinato, y se validarán los efectos en un modelo de ratón modificado genéticamente por el receptor del succinato (SUCNR1). En paralelo, se desarrollará un sensor para la detección del succinato que facilitará la selección y monitorización de los pacientes. Esta propuesta preclínica permitirá establecer las bases de una nueva herramienta para el tratamiento de la obesidad centrado en una nueva diana terapéutica (el succinato) y de fácil monitorización que supondría un paso adelante hacia el uso racional de los probióticos y la medicina de precisión.

Esta convocatoria permitirá a la Investigadora principal del proyecto, la Dra. Fernández-Veledo continuar trabajando con una de las líneas prioritarias de su grupo de investigación, que ha dado lugar a una importante producción científica en algunas de las mejores revistas internacionales especializadas como son ISME Journal y Nature Immunology.

Noticias relacionadas

Descubierto un nuevo mecanismo del proceso inflamatorio en el tejido adiposo de personas obesas